viernes, 3 de febrero de 2017

La protección mágica del hogar (Amuleto contra el mal de ojo iraní)





Acceso al santuario de Ziaratgah en Aryaneh, presidido por un amuleto de Harmala

Abyaneh es un pequeño pueblo de unos doscientos habitantes situado en lo alto de las montañas de Karkas -3850 metros de altura- (Tierra -Kar- de Kasitas, un pueblo que dominó Babilonia en el siglo XV aC), cerca de la ciudad de Kashan, en el centro de Irán.

Tan aislado se encuentra que se conserva aún una lengua mesopotámica anterior a las invasiones árabes.
Poblado mayoritariamente por ancianos, componen amuletos que protegen mezquitas y hogares del mal de ojo, con semillas de una planta alucinógena ensartadas como collares.

Las semillas de esa planta, llamada Peganum Harmala, que crece en el Mediterráneo oriental y sobre todo en centro-Asia, entre Irán y la India, también se echan al fuego. Su chisporroteo ahuyenta a los malos espíritus.

El islam autoriza el uso de estas semillas ya que la planta fue sembrada por Mahoma y cultivada por su hija Fátima.
El uso, sin embargo, es muy anterior al islam. La religión zoroástrica (activa aún, pero que se remonta a principios del primer milenio aC) -y anteriormente los rituales védicos hindúes- aconsejaba el cultivo de la haoma, una planta sagrada, desconocida hoy, según los consejos del primer sacerdote, un hombre sabio llamado Haoma, que inspiró al propio Zoroastro. Se piensa que la Harmala bien pudiera ser la Haoma.

No debería faltar en ningún hogar so pena de.....












video


Imágenes: Tocho, Aryaneh, enero de 2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada